Bailando con cien personas a lo largo de EE.UU.

¡Es viernes! Aunque la verdad es que todos los días laborables de esta semana lo han sido un poco. Y para celebrar algo que sucede al menos 52 veces al año hoy os traigo aquí este divertido vídeo de ProjectOneLife, un canal del Youtuber Matt Bray cuyo objetivo es “vivir a vida a tope y pasarlo bien” mientras tachan de su lista de “cosas que hacer una vez en la vida” asuntos como jugar al billar disfrazado de hombre lobo o recibir un tartazo en la cara. Aparentemente una de las tareas a tachar en la lista era hacer un vídeo bailando con cien personas diferentes la misma coreografía tontorrona (quizás la idea os sonará de algo que hace un tipo que también se llama Matt). Así que dedicó dos meses a ello, viajando por EE.UU. y Canadá, y el resultado fue este:

Para grabar el vídeo de manera que fuera posible editarlo dando apariencia de continuidad al bailecito pese a los saltos espaciotemporales, utilizó una tecnología punta que describe en el vídeo “behind the scenes“: una pegatina en el visor de la cámara:

bailevideo1

Del mismo youtuber podemos encontrar otros vídeos bailongos: 100 días bailando en su dormitorio y la misma coreografía en cien sitios distintos. Ideal para perder el tiempo un viernes por la tarde. ¡Feliz fin de semana!

 

Matt Harding ha sacado nuevo vídeo y es tan genial como siempre

Sube el volumen y disfruta

Una vez más, y ya van unas pocas (ver vídeos de 2013, 2012 y 2008 aquí mismo, o aquella maravillosa vez en la que bailó una sardana) Matt Harding ha sacado nuevo vídeo. Da la misma envidia (o más) que todos los anteriores, y en general mola un montón, como todos los anteriores también. Matt visita algunos de los países que todavía no estaban en su lista (Cuba, Kazajistán, Ghana, Omán), pero la mayor parte del vídeo transcurre en Estados Unidos y Europa Occidental. Algo más de cuatro mil personas han participado en la financiación del proyecto a través de Kickstarter, un éxito monumental que le ha permitido bailar con cientos de seguidores alrededor del mundo. Una vez más, Matt Harding lo peta muy fuerte y nos da ganas a los demás de cerrar el portátil y ponernos a hacer autostop en la carretera más cercana.

Via | WhereTheHeckIsMatt

La caótica belleza de Hong Kong, en Time Lapse

Desde la factoría de Kiril Neiezhmakov nos llega este fantástico vídeo de Hong Kong en Time Lapse e Hyperlapse que muestra una ciudad trepidante como pocas: Hong Kong, la antigua colonia inglesa convertida hoy en una de las dos ciudades más prósperas de China (no hace falta que diga que la otra es Macao). Autobuses, tranvías, barquitos tradicionales, rascacielos y neón en un vídeo perfecto para despedir la semana. ¡Feliz finde a todos!

Via | Mis viajes por ahí

Otros Vídeos Viajeros en Fronteras

La vuelta al mundo, a vista de dron

Hace un año al incombustible viajero, escritor y bloguero-de-los-que-dan-envidia-de-la-mala Paco Nadal se le ocurrió comprase un dron para grabar tomas espectaculares en sus viajes. Esta semana lo ha celebrado colgando este vídeo en su blog, en el que muestra las tomas más espectaculares que ha conseguido en sus viajes por once países de los cinco continentes. De Kazajistán a Perú y de Groenlandia a Murcia, pasando por Namibia

No rabiéis demasiado de la envidia. ¡Feliz fin de semana!

Más: El blog de Paco Nadal.
Paco Nadal en Youtube.

Paco Nadal ya ha aparecido aquí un par de veces: como el primer español que pisó la Micronesia Española, y en una hilarante recopilación de toponimia extravagante española.

Si tienes un rato para perder, échale un ojo a la sección de Vídeos Viajeros. Te gustará.

Cuarenta temas que probablemente bailaste en los noventa (cuarta parte)

Si por casualidad no has leído las entregas anteriores de esta prodigiosa lista, ahí van:

Primera Parte | Segunda parte | Tercera parte

31.- Sin with Sebastian – Shut up and sleep with me (1995)

La música de baile de los noventa, al menos su parte más eurodancera, está plagado de one hit wonders, como un repaso a esta larga lista de éxitos puede demostrar. Sin with Sebastian reventó las listas a lo grande allá por 1995 con esta canción ñoña, rosadita y chiclosa con un videoclip de estética queer para acompañarla. Fue número uno en Finlandia, España y Austria, y llegó al top ten de otra docena de países. Sebastian Roth, que ese es el nombre real del alemán detrás de este tema, siguió trabajando hasta 1997 con el mismo nombre, pero no repitió ni remotamente el éxito del Shut Up, ni tampoco cuando en 2007 recuperó el nombre artístico con otros compañeros de viaje.

Seguir leyendo

Cuarenta temas que probablemente bailaste en los noventa (tercera parte)

Para leer las entradas anteriores, que efectivamente no se titulan igual que esta, pincha aquí: Primera Parte | Segunda parte. Para leer las posteriores: Cuarta parte

corre lola corre gif

¡Corre a leer las entregas anteriores!

Decía Jorge Manrique en una de las primeras coplas a la muerte de su señor padre que Cualquiera tiempo pasado / fue mejor”. Manrique vivió en el siglo XVI y por lo tanto nunca conoció la base científica de esa sensación que tenemos todos de que los sucesos que acaecieron en nuestra adolescencia y primera juventud fueron más relevantes, importantes o simplemente “mejores” que los que marcan la actualidad. La adolescencia es la última época en la que nuestra personalidad se está formando y todo lo que en ella nos pasa deja una huella para el resto de nuestras vidas. También la música que escuchamos. Dense una vuelta por cualquier vídeo de Youtube de música noventera y verán a centenares de treintañeros asegurando que Christina Aguilera y la primera Britney Spears sí que molaban y no la mierda que se hace ahora. Tengo una buena y una mala noticia. La mala es que la música de los noventa es mayoritariamente una basura. Específicamente la música dance de los noventa. La buena es que es normal que a los que tenemos treinta y tantos o cuarenta y pocos nos guste. Y total, a los adolescentes de hoy les pondrán tiernotes dentro de veinte años mierdas infames como Katy Perry o Justin Bieber así que tampoco pasa nada. Vayamos, pues con otros veinte temazos, mezclotes y pelotazos de la década de los noventa.

21..- Red Nex – Cotton Eye Joe (1994)

Cotton Eyed Joe (Pepe el cegato, en traducción libertina) es una canción popular del del Sur Profundo de EE.UU. Se ignora su origen y su autor, pero se sabe que fue compuesta antes de la guerra civil norteamericana. Se conocen más de doscientas versiones diferentes, incluidas un par que estuvieron nominadas a los Premios Grammy, pero la de Red Nex es, de muy lejos, la más conocida fuera de EE.UU.. Los Red Nex son una banda sueca, cuyo primer disco Sex & Violins metió cuatro temas en el número uno de varios países. Cotton Eye Joe, una amalgama maravillosa de folk y Eurodance, de banjo y caja de ritmos, reventó las listas de media Europa, y se encaramó a lo más alto en once países, entre ellos el Reino Unido, Austria, Bélgica y los Países Bajos. Red Nex sigue en activo, aunque ni de lejos se acercan a la popularidad inmensa que les granjeó aquella versión espídica de la canción sureña.

Seguir leyendo

Como cruzar la frontera de Rusia sin visado ni pasaporte

Rusia es uno de los pocos países del primer mundo que sigue exigiendo visado previo como requisito indispensable para entrar a los nacionales de la Unión Europea o Estados Unidos. Un viejo rescoldo de la Guerra Fría que todavía no se ha apagado del todo, y que convierte en un engorro entrar al país más grande del mundo. Esto se agrava cuando intentas entrar en coche al país. Según todas las guías, el consejo fundamental es “no lo hagas”. Los requisitos exigidos para meter el propio vehículo en territorio ruso son tan grandes que sale mucho más a cuenta alquilar uno una vez dentro del país. Ahora bien, existe un paso fronterizo desconocido y remoto donde uno puede entrar en su coche en Rusia, sin visado, sin pasaporte y sin mostrar ningún tipo de documentación. Vamos a averiguar cómo.

Krovininiø automobiliø eilës per Terehovo pasienio kontrolës punktà.

Colas que se montan en la frontera entre Lituania y Rusia cuando a Putin se le va la olla y decide bloquear el paso sin razón aparente. (fuente)

Seguir leyendo