Las cataratas de sangre de la Antártida

Corría el año 1911 y el científico australiano de origen británico Thomas “Grif” Taylor lideraba un pequeño grupo de exploración en la Antártida. Este grupo era parte de la famosa Expedición Terra Nova, que acabó en tragedia cuando su líder, Robert Falcon Scott, y todos los que iban con él, murieron en el viaje de regreso desde el Polo Sur, al que habían llegado apenas cinco semanas después que Roald Amudsen. Grif Taylor se encontraba explorando el glaciar que acabaría llevando su nombre cuando de repente halló ante él un espectáculo tan fascinante como aterrador: de un pequeño hueco manaba lentamente un líquido rojizo que teñía de un intenso carmesí el hielo de alrededor. Talmente parecía que el hielo estaba sangrando. Y ese fue el nombre que se le quedó al lugar: Las Cataratas de Sangre.

blood_falls_by_peter_rejcek-1

Las cataratas de sangre de la Antártida (fuente). Nótese la tienda de campaña a la izquierda de la fotografía y su tamaño respecto a la cascada.

Seguir leyendo

El bosque donde el Telón de Acero sigue en pie

Hace más de un cuarto de siglo que desapareció el Telón de Acero. Donde antes había altos muros coronados por alambre de espino ahora crece la hierba. Las alambradas fueron sustituidas por carriles-bici y en lugar de soldados con orden de disparar a cualquier persona que intentara cruzar la frontera hay simpáticos e inofensivos domingueros comiendo bratwurst con chucrut. La frontera entre Alemania Occidental y Checoslovaquia era un lugar mayormente remoto y peligroso, que no ha recibido tanta atención como el muro que separaba a las dos Alemanias en Berlín y fuera de él, pero sólo porque era mucho menos espectacular. El límite internacional cruzaba (y cruza todavía) uno de los parajes más espectaculares y bellos de Europa, la Selva de Bohemia, un enorme bosque con una fauna de lo más variado. Y es en ese bosque donde sigue existiendo el Telón de Acero. Invisible, intangible, pero real.

1280px-certovo_jezero6

El lago negro (Chequia) y un arroyo en Alemania (fuentes 1 y 2)

1280px-bayerischer_wald_-_kleine_ohe_-_001

Seguir leyendo

Si el mundo tuviera sólo cien países con una población similar

Hace algo más de un lustro publicamos por aquí un mapa de origen desconocido titulado “Si en el mundo hubiera cien países con una superficie similar” en el que jugando al Dios de la geografía se separaban y juntaban países y regiones para dejar el planeta (o al menos su parte habitada) con únicamente cien países ficticios. Cabría preguntarse cómo quedaría un planeta dividido en sólo 100 naciones con una población similar. Y esa es la pregunta que se hizo un lector de Fronteras. Pero hacerse preguntas es sólo la mitad del camino. Luego está la parte divertida, la de encontrar las respuestas. Inspirado por aquella entrada y armado de una hoja de Excel, un mapamundi y generosas dosis de extravagancia geográfica nuestro amigo Félix Llamosas, de Encarnación (Paraguay) se puso manos a la obra y parió este colorido mapa en el que pueden ver cómo quedaría el mundo si contara únicamente con cien países de similar población.

Podéis seguir a Félix en Twitter: @mbarakaja

FRONT

Si la ONU tuviera cien miembros con la misma población… (clic en la imagen para ampliar)

El mapa de Félix tiene en cuenta una población mundial de 7.386 millones de habitantes, por lo que cada ficticio país tiene una población aproximada de 73,86 millones. Como es prácticamente imposible alcanzar esos números redondos se han hecho redondeos al alza o a la baja que no han alcanzado nunca el 10% de margen de error; las poblaciones oscilan entre los 67 y los 78 millones de habitantes.

Hundred1

Imperialismo australiano

Veamos, continente por continente, cómo queda el mundo. Toda Oceanía suma apenas 40 millones de habitantes así que se le han de sumar unas cuantas islas de Indonesia para alcanzar su cuota demográfica. La propia Indonesia, actualmente el cuarto país más poblado del mundo, queda dividida en cinco partes, mezclada con pedazos de Filipinas o Malasia. Lógicamente el lugar del mundo donde mayor concentración de países se forman es en el sudeste asiático, hogar de la mayoría de la población de la Tierra desde tiempos inmemoriales. China, con algunas adiciones como Mongolia y algunos Istanes ex soviéticos, queda dividida en más de veinte pedazos, mientras que su vecino indio se parte en diecinueve, con préstamos territoriales de Nepal, Bután y hasta de Pakistán. Japón queda dividido en dos, y su parte sur se une a Taiwan, mientras que las dos Coreas se unifican bajo el sabio mando del Amado Líder de la dinastía Kim que corresponda en ese momento. Birmania y Sri Lanka se unen en portentosa federación y el país que menos sufre, curiosamente, es Rusia, que queda dividida entre su parte europea (más Crimea)  y todo lo que hay más allá de la segunda parada del Transiberiano. En el lado entretenido del asunto, Armenia y Azerbaiyán compartirían país con un buen pedazo de Turquía y otro de Irán, lo que sin duda haría las sobremesas extremadamente entretenidas. Aunque no tanto como las del hipotético país formado por Siria, Palestina, Israel, Iraq y Jordania.

Hundred2

Menuda escabe-China

En Europa la escabechina es importante, porque quedaría reducida a ocho países, lo que sin duda haría Eurovisión mucho menos atractivo, incluso aunque siguiera participando Australia. Uno de esos países sería Alemania, que se queda tal cual salvo por la pérdida de Sajonia en favor de la federación Austrohúngara. Federación que también incluye a Grecia, Bulgaria y todos los países de la antigua Yugoslavia. Iban a tener unos debates televisados de lo más apasionante. Rumanía, Ucrania (menos Crimea), Moldavia y Bielorrusia competirían en la Eurocopa juntas, al igual la unión de las Repúblicas Bálticas, Polonia y Escandinavia. El Reino Unido se quedaría Irlanda (otra vez) e Italia, Suiza y Austria (con sus añadidos microestatales) formarían la república católica más importante del mundo. España y Portugal volverían a estar unidos, con la adición de un buen pedazo del Sur de Francia, incluida Córcega. Por último, con capital en París, el norte de Francia y el Benelux completarían el puzzle europeo.

Hundred3

Al menos la clasificación para la Eurocopa sería sencillita y nos ahorraríamos el maldito parón de selecciones en la Liga

17 países formarían el continente africano. Marruecos se quedaría las Canarias (buuu, fuera), el Sáhara Occidental (más abucheos), Mauritania y Mali. Egipto quedaría dividido en el norte y el sur del país, sumándose a este último algo así como dos millones de kilómetros cuadrados de países limítrofes, incluyendo Sudán (del Norte) y Libia. Nigeria, país más poblado de África, se dividiría en tres pedazos. y encontraríamos bizarras federaciones, como la Botsuano-Zambio-Sudafricana o la Malgache-Mozambiqueña.

Hundred5

Francamente, no es mucho peor que lo que hicieron en la Conferencia de Berlín

En América del Norte la nueva Canadá le arrebataría a la rusa Siberia el título de país más extenso del mundo. A sus casi diez millones de kilómetros cuadrados actuales habría que sumarle los dos de Groenlandia, el millón y medio largo de Alaska, más nueve estados del norte de EE.UU., totalizando casi dieciséis millones de kilómetros cuadrados, por los catorce del lejano oriente ruso. El resto de EE.UU. quedaría dividido en cuatro partes, mientras que México quedaría partido en dos (y Cuba dentro de una de esas dos partes). La práctica totalidad de Centroamérica se uniría con la mayor parte del Caribe para formar un único país, mientras que el Cono Sur quedaría dividido en seis partes, tres de ellas provenientes de Brasil.

Hundred4

Y hasta aquí esta extravagancia cartográfica, que debemos agradecer a nuestro amigo Félix. Y qué mejor manera que reinterpretando para la ocasión el chiste más viejo y malo de todo el acervo humorístico español:

– Hola, soy paraguayo y vengo para hacer mapas raros
– ¿Para qué?
– Paraguayo.

Puedes descargarte el Excel con todos los datos pinchando en este enlace.

Y si te gustó esta entrada probablemente también disfrutes con las siguientes:

Hay más gente dentro del círculo que fuera; acerca de la región del planeta más poblada.
Veinte mapas sobre la distribución de la población en España; sobre eso mismo.
Poniendo orden en el mapamundi; colocando los países más poblados en los más extensos.
The middle of nowhere, un mapa de la accesibilidad global.
Dónde ha estado Johnny Cash, el mapa. ¿No conoces esa canción? Ya tardas
Dos milenios de demografía en cinco minutos; video educativo a la par que divertido.

Los días que no existieron (y los que se repitieron)

La unificación del calendario (o, dicho de otro modo, la adopción generalizada del calendario gregoriano) fue un proceso histórico de siglos de duración, que comenzó en Europa en el siglo XVI y acabó tres siglos y medio más tarde. Antes de que el calendario actual se extendiera por todo el mundo, decenas de formas diferentes de contar el tiempo convivían en todos los continentes, muchas de las cuales siguen en uso en mayor o menor medida. La unificación del tiempo tuvo una serie de consecuencias de lo más variada, pero hoy vamos a hablar de una de ellas: los días que desaparecieron.

calendar2

Seguir leyendo

Los países más redondos del mundo

Hace dos días veíamos aquí una clasificación de los países más rectangulares del mundo, la clase de información de la que el mundo entero se pregunta cómo ha podido vivir sin ella. Pues bien. En un claro ejemplo del poder de las redes en el mundo posmoderno, un individuo llamado Gonzalo Ciruelos, de profesión desarrollador y de nacionalidad argentina, ha elaborado una segunda lista aún más imprescindible: los países más redondos del planeta. La humanidad nunca agradecerá suficientemente esta clase de esfuerzos, ya os lo digo.

redondaspaña

Seguir leyendo

Los países “más rectangulares” del mundo

Cuadrado2

David Barry es un señor de Perth (Australia) dedicado profesionalmente a la estadística al que le llamó la atención el comentario de un amigo suyo en Facebook: “Turquía es bastante rectangular”. Ni corto ni perezoso, decidió comprobar si la inocente afirmación de su amigo era cierta y desarrolló un algoritmo “extremadamente simple” (son sus propias palabras) para verificar la “rectangularidad” de los diferentes países del mundo. ¿Y cómo se mide esa característica? El algoritmo diseñado por Barry mide el porcentaje del área del país que cabe en un rectángulo con la misma superficie que dicho país. Y el resultado fue que el país más rectangular del planeta Tierra es… Egipto. La Ciudad del Vaticano ocupa la segunda plaza, y la medalla de bronce es para Lesotho.

Rectangularity

Sí, ya sé que según la lista la tercera plaza le corresponde a la parte holandesa de nuestra vieja conocida la isla de San Martín, pero basta echarle una mirada al mapa para darse cuenta de que es un error. No acabo de entender qué ha llevado a Barry a utilizar como silueta de Sint Maarten esa figura, pero obviamente no se corresponde.

Cuadrado1

En la clasificación mundial de la rectangularidad España ocupa un discreto puesto, el número 90. El país de habla hispana más rectangular es Uruguay (puesto 13, con un índice de rectangularidad de 0,915) Guinea Ecuatorial (puesto 18) y El Salvador (19). Mucho más abajo se encuentran Colombia (puesto 62), Argentina (125), Venezuela (157) y México (162).

Cuadrado3

La cola de la clasificación, como es esperable, está ocupada por archipiélagos dispersos como Indonesia, Kiribati o las Seychelles, cuya exigua superficie total se distribuye por un área descomunal. Cierran la clasificación Tuvalu, las Islas Marshall y Maldivas.

Rectangularity2

Creo sinceramente que Colorado y Wyoming deberían independizarse y poner orden en este asunto:

covswyshape

Enlace: Rectangularness of countries

Vía | Reddit, Verne.

Wittenoom, la ciudad que desapareció de los mapas

Bienvenidos a Wittenoom, Australia, donde el cielo es de un azul límpido y cristalino, los paisajes son sobrecogedores y el aire te puede matar. Que Wittenoom es un lugar maldito puede probarse con un par de datos escogidos cuidadosamente: En 1989 el periodista australiano Ben Hill publicó un libro sobre el pueblo cuyo subtítulo era “Los dos mil condenados a morir”. En 2006 el gobierno de Australia Occidental anunció que Wittenoom sería desconectado por la fuerza de la red eléctrica general, las carreteas de acceso dejarían de recibir mantenimiento, su nombre sería borrado oficialmente de todos los mapas, ocultado en todas las señales de tráfico y eliminado de cualquier registro oficial, como si nunca hubiera existido. Pensará el incauto lector que allí no vive nadie y que nadie nunca querría visitar un lugar así, y se equivocará en ambas suposiciones. Media docena de personas llama “casa” a Wittenoom y varios miles más visitan cada año el lugar, en una especie de turismo de lo lúgubre. Pero ¿por qué este lugar, a dieciséis horas en coche de la gran ciudad más cercana, y a simple vista en nada diferente de cualquier otro sumidero polvoriento del Outback, es tan siniestramente especial? Por el amianto. El asesino azul.wittenoom_primary

Señal de advertencia a las afueras de Wittenoom, donde se indican los peligros del Amianto Azul para la salud (fuente).

Seguir leyendo