La última parada: las evanescentes áreas de descanso de las carreteras de EE.UU.

El viaje por carretera ocupa un lugar central dentro de la cultura popular norteamericana en el siglo XX. Como rito de paso al superar la adolescencia, por trabajo o simplemente como puro esparcimiento, desde los años cincuenta en adelante recorrer las inmensas distancias que cubren las carreteras de EE.UU. se convirtió en costumbre y a veces necesidad. A ello contribuyó mucho la creación del Sistema Interestatal de Carreteras impulsada por el presidente Eisenhower. Con las carreteras y los viajeros aparecieron algunos de los elementos más reconocibles de la cultura de carretera norteamericana: moteles, cafeterías, estaciones de servicio y, claro, áreas de descanso.

Organ, Nuevo México

Seguir leyendo

Cuarenta temas que probablemente bailaste en los noventa (cuarta parte)

Si por casualidad no has leído las entregas anteriores de esta prodigiosa lista, ahí van:

Primera Parte | Segunda parte | Tercera parte

31.- Sin with Sebastian – Shut up and sleep with me (1995)

La música de baile de los noventa, al menos su parte más eurodancera, está plagado de one hit wonders, como un repaso a esta larga lista de éxitos puede demostrar. Sin with Sebastian reventó las listas a lo grande allá por 1995 con esta canción ñoña, rosadita y chiclosa con un videoclip de estética queer para acompañarla. Fue número uno en Finlandia, España y Austria, y llegó al top ten de otra docena de países. Sebastian Roth, que ese es el nombre real del alemán detrás de este tema, siguió trabajando hasta 1997 con el mismo nombre, pero no repitió ni remotamente el éxito del Shut Up, ni tampoco cuando en 2007 recuperó el nombre artístico con otros compañeros de viaje.

Seguir leyendo

El mapa de los dominios geográficos de Internet más potentes del mundo

Map-Of-The-Online-World

Sobre estas líneas podéis encontrar un mapamundi (clic para ampliar MUCHO) en el que el tamaño de cada país refleja el número de sitios web registrados bajo su dominio geográfico. Hace unos meses repasamos aquí cuáles eran los dominios geográficos más y menos utilizados de Internet, así que si habéis leído esa larguísima entrada no os sorprenderá el desmesurado tamaño de Tokelau, poseedor del dominio geográfico más utilizado del mundo, de muy lejos. La razón, como se explicó en aquella anotación, es que el gestor del dominio .tk monetiza los dominios existentes, que nunca caducan, y que paradójicamente se ofrecen de forma gratuita (Fronterasblog.tk sigue activo, por cierto).

Para saber más, la entrada antes citada o la anotación de Strange Maps donde la descubrí.

Via: Nominet.uk

Cuarenta temas que probablemente bailaste en los noventa (tercera parte)

Para leer las entradas anteriores, que efectivamente no se titulan igual que esta, pincha aquí: Primera Parte | Segunda parte. Para leer las posteriores: Cuarta parte

corre lola corre gif

¡Corre a leer las entregas anteriores!

Decía Jorge Manrique en una de las primeras coplas a la muerte de su señor padre que Cualquiera tiempo pasado / fue mejor”. Manrique vivió en el siglo XVI y por lo tanto nunca conoció la base científica de esa sensación que tenemos todos de que los sucesos que acaecieron en nuestra adolescencia y primera juventud fueron más relevantes, importantes o simplemente “mejores” que los que marcan la actualidad. La adolescencia es la última época en la que nuestra personalidad se está formando y todo lo que en ella nos pasa deja una huella para el resto de nuestras vidas. También la música que escuchamos. Dense una vuelta por cualquier vídeo de Youtube de música noventera y verán a centenares de treintañeros asegurando que Christina Aguilera y la primera Britney Spears sí que molaban y no la mierda que se hace ahora. Tengo una buena y una mala noticia. La mala es que la música de los noventa es mayoritariamente una basura. Específicamente la música dance de los noventa. La buena es que es normal que a los que tenemos treinta y tantos o cuarenta y pocos nos guste. Y total, a los adolescentes de hoy les pondrán tiernotes dentro de veinte años mierdas infames como Katy Perry o Justin Bieber así que tampoco pasa nada. Vayamos, pues con otros veinte temazos, mezclotes y pelotazos de la década de los noventa.

21..- Red Nex – Cotton Eye Joe (1994)

Cotton Eyed Joe (Pepe el cegato, en traducción libertina) es una canción popular del del Sur Profundo de EE.UU. Se ignora su origen y su autor, pero se sabe que fue compuesta antes de la guerra civil norteamericana. Se conocen más de doscientas versiones diferentes, incluidas un par que estuvieron nominadas a los Premios Grammy, pero la de Red Nex es, de muy lejos, la más conocida fuera de EE.UU.. Los Red Nex son una banda sueca, cuyo primer disco Sex & Violins metió cuatro temas en el número uno de varios países. Cotton Eye Joe, una amalgama maravillosa de folk y Eurodance, de banjo y caja de ritmos, reventó las listas de media Europa, y se encaramó a lo más alto en once países, entre ellos el Reino Unido, Austria, Bélgica y los Países Bajos. Red Nex sigue en activo, aunque ni de lejos se acercan a la popularidad inmensa que les granjeó aquella versión espídica de la canción sureña.

Seguir leyendo

Mirando al otro lado del mar en línea recta

¿Alguna vez te has preguntado, querido lector, mientras observabas la línea del horizonte en la playa, qué hay al otro lado del mar? ¿Dónde llegarías si, en un arrebato de insensatez, nadaras en línea recta hasta encontrar costa? Andy Woodroff dirige una empresa de cartografía en Cambridge, Massachussets, y sí lo ha hecho. A lo grande, además.

Beyond2

Qué hay al otro lado del mar en Europa. Sorpresas: algunos puntos de Cádiz conectan “en línea recta” con las Islas Malvinas. Otros puntos del norte de Europa miran directamente a las Aleutianas. Se puede ir en línea recta de Nueva Zembla a Brasil. ¿Cómo es posible? 

Seguir leyendo

Blok P, el infierno habitacional de Groenlandia

gronland 1960

Copenhague, 1959. El Ministro de Vivienda y Bienestar Social conversa en su despacho con un asesor barbilampiño recién diplomado en la Escuela de Alta Política de Billund. El humo de los cigarrillos, la calefacción de carbón a todo trapo y la falta de ventilación contribuyen a la atmósfera asfixiante.

– Una pregunta, Johansen
– Christianson, señor
– Lo que sea. ¿Sabes dónde está Godthåb?
– Claro, señor, aunque es preferible llamarla Nuuk por respeto al idioma local de sus moradores; es la capital y ciudad más importante de Groenlandia, la isla cuyos habitantes acaban de incorporarse como ciudadanos de pleno derecho bajo el manto de la corona, ejercida sabiamente por su majes…
– Y una mierda, Johanssen. Yo te diré lo que es. Es una cloaca en mitad del hielo, eso es lo que es. Un lugar sucio, maloliente y que da ganas de suicidarse.
– Precisamente, señor, uno de los problemas más acuciantes para los ciudadanos groenlandeses es la alta tasa de suic…
– No me toques los huevos con eso, Kristensen.
– Es Christians…
– La semana pasada estuve en esa dichosa aldea congelada y ¿sabes qué? Me dio asco. Me dio un asco inmenso. Es un sitio tan asqueroso que en el dialecto que hablan esos esquimales Nuuk debe sigificar “muérete-de-asco”.
-En realidad Nuuk es la palabra en groenlandés para “cabo”…
– ¿Tengo pinta de que me importe?. Yo no sé para qué demonios queremos ese maldito iceberg gigante, se lo podíamos haber vendido a los yanquis y ahora tú y yo estaríamos en Canarias. Bueno, tú no porque eres joven e idiota, pero yo habría pillado cacho fijo.
– No le entiendo, señor
– Ni puta falta que hace, Petersen
Seguir leyendo

Pongámosle “Blas de Lezo” al nuevo rompehielos británico

El National Environement Research Council (NERC) es una organización británica dedicada a la investigación en el campo de las ciencias ambientales. En 2017 botarán un nuevo buque de investigación dotado con los últimos avances tecnológicos. 200 millones de libras esterlinas de presupuesto, 130 metros de eslora y 15.000 toneladas de desplazamiento le convertirán en el barco investigador más grande de la historia británica. El paquebote de momento no tiene nombre, y la gente del NERC ha pedido ayuda a Internet para darle un nombre al barco, a través de una campaña en redes sociales denominada #nameourship. Como era absolutamente previsible, Internet ha respondido con todo el sarcasmo del que es capaz, que es mucho. Y ahí dónde entra en escena Blas de Lezo. Un internauta español ha propuesto llamar así al barco, en homenaje “a la extraordinaria contribución a la investigación subacuática británica” que el marino vasco llevó a cabo durante el sitio de Cartagena de Indias, del que se cumplen 275 años. Así que los que os queráis sumar a tan merecido homenaje al soldado guipuzcoano, o, simplemente trolear alegremente a los británicos por el puro gusto de hacerlo (¡esto es Internet, maldita sea!), podéis votar aquí, pinchando en el corazoncito que encontraréis siguiendo el enlace:

Nameourship – Blas de Lezo

nameourship

La iniciativa, como no puede ser de otra manera, proviene de Forocoches, y ya ha cruzado el charco hasta Taringa, cuyos usuarios también han decidido sumarse a la campaña. De momento Blas de Lezo va en segunda posición, por detrás de “Boaty McBoatface”, lo que demuestra que los propios británicos son al menos igual de cachondos que nosotros, si no más. Fino humor inglés contra descarado troleo español. Veamos quién vence.

Otras opciones igual de maravillosas si no queréis votar a Blas de Lezo o a Barquito Carabárquez: Ship Happens, Not The Titanic, Fish-N-Ships, Boatimus Prime, WHAT ICEBERG?, Usain Boat, I like big boats & I cannot lie, Boatasaurus Rex, Boatback Mountain, Titanic 2, la venganza… y así.

Si no sabes quién fue Blas de Lezo, puedes leer este artículo de Arturo Pérez Reverte cargado de objetividad y equidistancia.

Actualización 29-3: Lamentablemente, los amigos del NERC no han compartido el buen humor con el que les estábamos troleando y han retirado la candidatura de Blas de Lezo. Como dicen en Reddit, parece que 275 años después, le siguen teniendo miedo.