El bosque con la forma del mapa de Italia

A la región de la Umbría se la conoce como “el corazón verde de Italia”. Las colinas se suceden unas a las otras y entre ellas podemos encontrar pequeñas y recónditas mesetas que esconden maravillas naturales. Una de ellas es el Piano Grande de Castelluccio, que toma su nombre del pueblo homónimo. Cuando la primavera muta en el caluroso verano itálico allí se produce un fenómeno conocido como la Fiorita, o la floración. La llanura se ve invadida por los infinitos colores de las amapolas, las margaritas y las flores de lis que tiñen de violeta, rojo, amarillo o blanco las laderas de las colinas, propiciando estampas inolvidables. Pero en la llanura de Castelluccio también hay un espectáculo natural que puede verse y visitarse todos los días del año: Bosco Italia.

boscoitalia1
Bosco Italia (fuente)

Sigue leyendo

Anuncios

La guerra del cerdo: el cochino que pudo cambiar la Historia de EE.UU.

La mañana del 15 de junio de 1859 había amanecido soleada en la isla de San Juan. Una leve bruma empañaba el horizonte pero por lo demás era un día fresco y claro de principios de verano. El granjero Lyman Cutlar estaba paseando por sus propiedades, como hacía casi cada día, vigilando que las ratas no se comieran sus cultivos y arrancando hierbajos aquí y allá, cuando un gruñido captó su atención. Se acercó al lugar de donde provenía el ruido y se sobresaltó al descubrir a un gran cerdo negro comiéndose sus patatas. Al granjero Cutlar se le oscureció la visión al ver a un enorme cochino comiéndose los tubérculos que con tanto cariño había cuidado; y sin pensarlo dos veces agarró la escopeta que llevaba colgada al hombro, entrecerró los ojos con furia y le pegó un tiro al gorrino, que murió en el acto. Dos meses después y como consecuencia directa de aquel disparo, dos mil quinientos soldados y cinco barcos de guerra se preparaban para luchar a sangre y fuego por la isla. Esta es la historia de la conocida como Guerra del Cerdo o Pig War.

large_black_pig

Encima de zamparse las patatas va y se ríe.

Sigue leyendo

La caótica belleza de Hong Kong, en Time Lapse

Desde la factoría de Kiril Neiezhmakov nos llega este fantástico vídeo de Hong Kong en Time Lapse e Hyperlapse que muestra una ciudad trepidante como pocas: Hong Kong, la antigua colonia inglesa convertida hoy en una de las dos ciudades más prósperas de China (no hace falta que diga que la otra es Macao). Autobuses, tranvías, barquitos tradicionales, rascacielos y neón en un vídeo perfecto para despedir la semana. ¡Feliz finde a todos!

Via | Mis viajes por ahí

Otros Vídeos Viajeros en Fronteras

La vuelta al mundo, a vista de dron

Hace un año al incombustible viajero, escritor y bloguero-de-los-que-dan-envidia-de-la-mala Paco Nadal se le ocurrió comprase un dron para grabar tomas espectaculares en sus viajes. Esta semana lo ha celebrado colgando este vídeo en su blog, en el que muestra las tomas más espectaculares que ha conseguido en sus viajes por once países de los cinco continentes. De Kazajistán a Perú y de Groenlandia a Murcia, pasando por Namibia

No rabiéis demasiado de la envidia. ¡Feliz fin de semana!

Más: El blog de Paco Nadal.
Paco Nadal en Youtube.

Paco Nadal ya ha aparecido aquí un par de veces: como el primer español que pisó la Micronesia Española, y en una hilarante recopilación de toponimia extravagante española.

Si tienes un rato para perder, échale un ojo a la sección de Vídeos Viajeros. Te gustará.

Crímenes en el hielo: ¿qué pasa cuando se comete un delito en la Antártida?

La Antártida es el único continente del planeta sin población nativa. Únicamente unos pocos miles de investigadores residen allí durante el verano austral, y la cifra se ve reducida a menos de un millar cuando llega el invierno. Podría pensarse que la criminalidad en la Antártida es nula, teniendo en cuenta que los que allí residen son gente con una preparación excepciónal. Por supuesto, sería un error. En la Antártida también se producen crímenes. Robos, peleas, agresiones y hasta un asesinato. ¿Quién se encarga legalmente de perseguir y castigar a los culpables de un delito en la Antártida, un continente que no pertenece a ningún país?

amudsen-scott-base-aerial-2

Vista aérea de la Base Amudsen-Scott, junto al Polo Sur. Un criminal no tiene muchos sitios donde huir, teniendo en cuenta que el asentamiento humano más próximo está a más de mil kilómetros de allí. 

Sigue leyendo

Las cataratas de sangre de la Antártida

Corría el año 1911 y el científico australiano de origen británico Thomas “Grif” Taylor lideraba un pequeño grupo de exploración en la Antártida. Este grupo era parte de la famosa Expedición Terra Nova, que acabó en tragedia cuando su líder, Robert Falcon Scott, y todos los que iban con él, murieron en el viaje de regreso desde el Polo Sur, al que habían llegado apenas cinco semanas después que Roald Amudsen. Grif Taylor se encontraba explorando el glaciar que acabaría llevando su nombre cuando de repente halló ante él un espectáculo tan fascinante como aterrador: de un pequeño hueco manaba lentamente un líquido rojizo que teñía de un intenso carmesí el hielo de alrededor. Talmente parecía que el hielo estaba sangrando. Y ese fue el nombre que se le quedó al lugar: Las Cataratas de Sangre.

blood_falls_by_peter_rejcek-1

Las cataratas de sangre de la Antártida (fuente). Nótese la tienda de campaña a la izquierda de la fotografía y su tamaño respecto a la cascada.

Sigue leyendo

El bosque donde el Telón de Acero sigue en pie

Hace más de un cuarto de siglo que desapareció el Telón de Acero. Donde antes había altos muros coronados por alambre de espino ahora crece la hierba. Las alambradas fueron sustituidas por carriles-bici y en lugar de soldados con orden de disparar a cualquier persona que intentara cruzar la frontera hay simpáticos e inofensivos domingueros comiendo bratwurst con chucrut. La frontera entre Alemania Occidental y Checoslovaquia era un lugar mayormente remoto y peligroso, que no ha recibido tanta atención como el muro que separaba a las dos Alemanias en Berlín y fuera de él, pero sólo porque era mucho menos espectacular. El límite internacional cruzaba (y cruza todavía) uno de los parajes más espectaculares y bellos de Europa, la Selva de Bohemia, un enorme bosque con una fauna de lo más variado. Y es en ese bosque donde sigue existiendo el Telón de Acero. Invisible, intangible, pero real.

1280px-certovo_jezero6

El lago negro (Chequia) y un arroyo en Alemania (fuentes 1 y 2)

1280px-bayerischer_wald_-_kleine_ohe_-_001

Sigue leyendo