Brexit: El marrón de la frontera irlandesa

La catástrofe producto de la necedad colectiva que conocemos popularmente como Brexit ha llegado por fin a la fase de discutir qué hacer con la frontera irlandesa. A priori es un dilema francamente difícil de resolver. Los quinientos kilómetros de frontera entre las dos Irlandas son actualmente una línea en el mapa mucho más que una barrera física. Cientos de carreteras y caminos la cruzan sin ningún tipo de indicación, salvo, en algunos casos, una advertencia del cambio de unidades de medida de velocidad de millas a kilómetros por hora. Pero en la mayoría de los casos, ni eso. El Brexit supone que Irlanda del Norte, como el resto del país, se encuentre fuera de la Unión Europea, y por lo tanto de la Unión Aduanera y el Mercado Común, mientras que la República de Irlanda permanecerá en todas esas instituciones, algo que, necesariamente, supone la existencia de una frontera exterior de la Unión Europea, una expresión neutral que suele ocultar durísimas condiciones para los que están en el lado malo de la línea, como bien saben en Bielorrusia o Marruecos. Bajo la apariencia de los intereses comunes (una frontera cuanto menos rigurosa mejor) se esconden una serie de incompatibilidades básicas que hacen de la raya irlandesa un puzzle casi irresoluble.

Irishborder1
Frontera entre las dos Irlandas (fuente)

Recorrer la frontera entre las dos irlandas es recorrer un límite que sólo existe en los mapas. Pettigo es un caso especial: el estrecho riachuelo que cruza por el centro de la localidad hace las veces de frontera entre Irlanda y el Reino Unido. Pero lo cierto es que a simple vista es imposible saberlo, dada la total ausencia de indicaciones al respecto. Tres puentes cruzan el minúsculo Río Termon en el centro del pueblo y docena y media más en los alrededores, y cada uno de ellos requeriría ser convertido en una aduana, una decisión que oscila entre lo absurdo y lo impracticable. Hay doce rutas principales cruzando la frontera irlandesa, alguna de ellas cuatro veces en unos pocos kilómetros, y otros doscientos cincuenta pasos fronterizos asfaltados más. No son raros los casos de edificios divididos por la frontera, y las tierras de labor y granjas a ambos lados de la raya son todavía más comunes.

Pettigo1
Vista aérea de Pettigo, partido en dos por el río

Setenta mil personas cruzan el límite diariamente en uno u otros sentido para dirigirse a su trabajo, y es muy común recibir servicios de un ayuntamiento situado en el país vecino por su mayor cercanía geográfica. Miles de estudiantes norirlandeses van a Dublín, y cientos de irlandeses acuden a Belfast. La inmensa mayoría de la leche y carne producida en Irlanda del Norte se vende en mercados del sur de la Isla o de la Unión Europea. Incluso las llamadas desde Irlanda a Irlanda del Norte se consideran locales o regionales, no internacionales, por parte de las compañías telefónicas. La Unión Europea ha llevado a cabo un estudio sobre economía y cooperación tranfronterizas, y ha enumerado 150 espacios y procesos cotidianos que se verían afectados o suprimidos. La opción denominada hard border (frontera rigurosa o estricta) es, en pocas palabras, una catástrofe sin paliativos.

irish border2
Carteles como este abundan en los condados fronterizos de Irlanda del Norte. Otros, como el de abajo, situado en Derry son más radicales: “¿Frontera rígida, frontera flexible?… ninguna frontera” (fuente).

A car drives past a sign saying 'No Border, Hard border, soft border, no border' in Londonderry

Los actores en este drama son cuatro: la República de Irlanda, Irlanda del Norte, el Reino Unido y la Unión Europea. Tanto Irlanda como Irlanda del Norte, y con ellos el gobierno de Londres exigen que bajo ningún concepto vuelvan los noventa, no en la parte musical o estética, que también sería una exigencia comprensible, sino en la parte de los checkpoints militares en el límite entre las Irlandas, eliminados tras los Acuerdos de Viernes Santo de 1997, las negociaciones que acabaron con la violencia sectaria entre las comunidades católica y protestante del Ulster. Ello podría evitarse fácilmente manteniendo a Irlanda del Norte en la Unión Aduanera, pero una decisión así en la práctica supondría expulsar a la región del Reino Unido, algo extremadamente impopular. Además, los unionistas norirlandeses (DUP) se niegan rotundamente a tener que cruzar una aduana para ir a o comerciar con el resto del país, que recordemos, se llama “Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte”. Y resulta que por esas cosas de la aritmética parlamentaria, el DUP es imprescindible para sostener el gobierno de Theresa May.

Brexit
Manifestantes contra la frontera en particular y el Brexit en general instalaron unas aduanas de pega en las carreteras fronterizas en febrero de 2017 (Belfast Telegraph)

La Unión Europea, por su parte, entiende que algún tipo de control aduanero es completamente necesario, teniendo en cuenta que el Reino Unido quedará fuera del mercado común; si no hay frontera en Irlanda, entonces el Reino Unido se beneficia de las instituciones económicas europeas a través de su vecino. Los 27 no pueden admitir una puerta trasera tan evidente, por lo que dejar la frontera abierta tampoco es posible. La opción planteada por algunos en el Reino Unido, consistente en que la UE e Irlanda hagan lo que quieran y que la entrada a Irlanda del Norte desde Irlanda sea libre, tampoco es viable, no sin sacar al Reino Unido de la Organiación Mundial del Comercio, al menos; otorgar un trato preferencial a una organización a la que no se pertenece sin un acuerdo bilateral incumple las normas de la organización supranacional. Y eso dejando aparte el más que evidente perjuicio para productores y agricultores británicos, que no podrían exportar en las condiciones en las que su competencia extranjera entraría en el Reino Unido.

Brexit_Ireland_1
Carteles aduaneros de pega instalados por contrarios al Brexit en octubre de 2017

Resumiendo: entre Europa e Irlanda no puede haber frontera, ni tampoco  entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña; entre Europa y el Reino Unido debe haber hard border, pero entre Irlanda y el Reino Unido no puede haberlo. La cuadratura del círculo en versión fronteriza. La Unión Europea y Gran Bretaña tienen todavía pendiente establecer cuál va a ser su relación futura, pero la postura de la República de Irlanda en este asunto es clave: antes de seguir adelante con las negociaciones el primer ministro irlandés ha exigido tener claro qué va a suceder con la frontera en la isla. Y el resto de la Unión Europea, conocedor de que la unidad de acción es esencial en este punto, ha cerrado filas con el gobierno de Dublín. Cabe recordar que en Irlanda del Norte el voto contrario al Brexit fue mayoritario, especialmente en las zonas fronterizas con Irlanda, donde se llegaron a registrar áreas con un 75% de votos contra la salida de la UE.

irish border post 2

Cientos de carreteras y caminos vecinales que permanecieron bloqueados antes de los Acuerdos de Viernes Santo se encuentran ahora en uso. En total existen 260 pasos fronterizos públicos entre las Irlandas, todos ellos sin vigilancia (fuentes 1 y 2)

irish border post

Los acuerdos de Viernes Santo antes mencionados acabaron con casi toda la violencia sectaria en Irlanda del Norte, pero no con toda ella. Siguen existiendo muros que dividen ciudades para separar a las comunidades católica y protestante y grupos que no aceptan la paz negociada en Belfast hace veinte años. La vuelta de la división a la isla podría exacerbar los ánimos. Al fin y al cabo, una aduana es un objetivo extremadamente sencillo y a la vez tremendamente simbólico. Nadie habla abiertamente del regreso de The Troubles, pero sí se temen brotes de violencia  en un lugar que había aprendido a respirar después de décadas de sufrimiento y sectarismo. De la decisión que se tome dependerá no sólo el futuro de Irlanda, sino probablemente el de toda la Unión Europea.

Más info y fuentes de las fotos:
El País, Esglobal, Euronews, BBC (2), Sky News, The Guardian (2), FT, Los Angeles Times

Lecturas adicionales: Si Escocia vota sí, sobre el referéndum de 2014. El Muro Schengen, sobre las fronteras exteriores de la Unión Europea. Ciudades divididas: Velke Slemence, sobre un pueblo partido en dos entre Eslovaquia y Ucrania.

Anuncios

12 thoughts on “Brexit: El marrón de la frontera irlandesa

  1. Alberto 4-diciembre-2017 / 9:59 am

    Necedad colectiva? Está demostrado que la UE es un gigante de barro que solo sirve para mantener una burocracia inmensa y multitud de lobbys pagando favores para llevárselo crudo…

    PD: El blog está de puta madre

    • Rock of... 5-diciembre-2017 / 10:16 am

      Nos han vendido tanto el miedo a salir de Europa que nos hemos olvidado que hay más 150 países que no están en la UE ni quieren formar parte de ésta

      • Constantine Rodríguez 6-diciembre-2017 / 7:06 pm

        Pues claro, pero la economía europea (el continente) depende más de los 28 estados miembros que de los 150 que no-están-ni-quieren-estarlo. De los que de cualquier forma solo pueden serlo 10.

  2. Ángel Martínez Corbí 4-diciembre-2017 / 1:39 pm

    La solución es sencilla: que GB devuelva a Irlanda los 6 condados ocupados, y quienes quieran ser británicos que vivan allí con su pasaporte igual que viven aquí. Irlanda una.

    • IÑIGO 4-diciembre-2017 / 5:54 pm

      Buenas. Totalmente de acuerdo con el objetivo pero no con el deseo. Se derramó mucha sangre inútilmente intentando conseguirlo por una razón muy simple, y es que en el Ulster vive mucha gente que se siente británica y quiere seguir siéndolo. No se les puede decir “Hala, a partir de ahora vais a vivir en Irlanda, seguireis siendo súbditos de Su Graciosa Majestad, pero en el exilio forzoso”. Si los norirlandeses deciden independizarse de Gran Bretaña, que pueden hacerlo, se les acoge en la Unión. O si quisieran anexionarse a la república de Irlanda, pues miel sobre ojuelas. Pero mientras sigan perteneciendo a RU, sintiéndolo mucho, grande o pequeña, pero frontera y aduana ha de haber.

    • Rock of... 5-diciembre-2017 / 10:20 am

      Eso que has dicho es falso. Irlanda se unió a Reino Unido mediante un acta, algunos irlandeses quisieron la independencia cual països catalanes, Reino Unido se la concedió lo q llevó a una guerra pues algunas comunidades no querían ser parte de ese país y seguir con RU. Es como Cataluña quiere los países catalanes imagina q España acepta y Valencia se queja y dedico seguir con España, hay q respetarlo o obligarlos a dejar de ser españoles? Pues igual

      • Alberto 5-diciembre-2017 / 10:40 am

        Irlanda fue colonizada cual territorio de ultramar o como hacían los europeos en las Américas, es difícilmente comparable con Cat y Esp…

      • IÑIGO 7-diciembre-2017 / 7:21 pm

        A mí, si me pusieran un mosquete en la cabeza, también conseguirían que les firmara el Acta.
        Y la guerra fue precisamente al revés. A través de ella consiguieron la independencia, exceptuando el Ulster, que siguió como territorio británico ya que allí se habían asentado la mayoría de colonos británicos

      • Yaestábien 9-diciembre-2017 / 2:03 am

        Busca otro ejemplo, que ese que dices no existe en la realidad, El invento de lo países catalanes ni existen ni han existido nunca, Ni existirán.

    • Constantine Rodríguez 6-diciembre-2017 / 7:04 pm

      1. No son condados “ocupados”, tanto el Reino Unido como el Estado Libre Irlandés firmaron los acuerdos que llevaron a la independencia de la parte sur sin el Ulster.

      2. La razón de eso es que justamente una mayoría de la población en los condados es anglicana protestante y se sienten su nacionalidad como británica. Habrán los que no, pero la demografía es clara al respecto de quién tiene más.

      3. Dependiendo de como se llevase el Brexit, la idea de los pasaportes podría darse impracticable (más de lo que ya lo es).

      4. ¿Qué necesidad ve la gente (no toda, claro) en “reunificar” Irlanda? Era entendible en los tiempos de la violencia, pero actualmente es como poco anacrónico y supone, al menos en un principio, pensar en Irlanda como otra Alemania o Corea (cuando el mismo post dice que no es así para nada).

      5. Es literalmente imposible que el Gobierno Británico acepte tal acuerdo, y dudo que incluso el de Irlanda esté de acuerdo con esa idea, al menos así de golpe.

      6. En todo caso, que se organice un referendo como el escocés para definir el estatus norirlandés. De cualquier forma a los unionistas británicos les va bien ganarlos, ya visto (aparte de en Escocia) en las islas Falklands o Gibraltar.

  3. Rock of... 5-diciembre-2017 / 10:25 am

    La isla de Irlanda, al ser una isla, lo tiene muy fácil, los acuerdos ya existen en muchas materias, en sanidad por ejemplo, que mi mujer trabaja ahí, los irlandeses tiene los mismos derechos que los británicos, no así los europeos, en Reino Unido y los territorios de ultramar británicos.

  4. Andres Retamozo 6-diciembre-2017 / 2:24 pm

    Diego te soltaste!!! Nos estuviste esperando tanto tiempo y ahora nos malacostumbras con varias entradas … ahora voy a esperar una por semana je
    Te felicito por el nuevo informe y te dejo mi correo por lo que veo que no te llego nada de lo que te mande andresraretamozo@hotmail.com
    Mandame algo a esa casilla y lo agendo
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s