San Bartolomé, otro aeropuerto solo apto para suicidas

Si los despegues en el aeropuerto de la Isla de San Martín son apoteósicos, lo que sucede con los aterrizajes en el pequeño aeropuerto Gustaf III no se queda corto. El aeródromo está situado en la isla de San Bartolomé, otro de los territorios franceses en el Caribe; la capital del lugar es Gustavia, que, como el aeropuerto, debe su nombre a Gustavo III de Suecia, bajo cuyo reinado se conquistó esta isla para el país nórdico (y posteriormente se vendió a los franceses). El aeropuerto está situado al este de la Isla (que apenas cuenta con 25 kilómetros cuadrados de superficie) y su situación hace que despegar y, sobre todo, aterrizar allí sea tan difícil como espectacular.

Tomando tierra en St. Barts. Clic en la imagen para ampliar (fuente)

Sigue leyendo

Anuncios