Crímenes en el hielo: ¿qué pasa cuando se comete un delito en la Antártida?

La Antártida es el único continente del planeta sin población nativa. Únicamente unos pocos miles de investigadores residen allí durante el verano austral, y la cifra se ve reducida a menos de un millar cuando llega el invierno. Podría pensarse que la criminalidad en la Antártida es nula, teniendo en cuenta que los que allí residen son gente con una preparación excepciónal. Por supuesto, sería un error. En la Antártida también se producen crímenes. Robos, peleas, agresiones y hasta un asesinato. ¿Quién se encarga legalmente de perseguir y castigar a los culpables de un delito en la Antártida, un continente que no pertenece a ningún país?

amudsen-scott-base-aerial-2

Vista aérea de la Base Amudsen-Scott, junto al Polo Sur. Un criminal no tiene muchos sitios donde huir, teniendo en cuenta que el asentamiento humano más próximo está a más de mil kilómetros de allí. 

Como es fácil imaginar, las leyes que se aplican en un territorio son las del país que tiene soberanía sobre él. Pero en la Antártida nos encontramos con la situación de que sus diez millones de kilómetros cuadrados de territorio no pertenecen a ningún país, o al menos ningún país reconoce la soberanía de cualquier otro. El continente blanco a nivel jurídico se rige por el Sistema del Tratado Antártico o STA, un conjunto de acuerdos firmados por todos los países implicados en mayor o menor medida en la Antártida. En el centro del STA está, claro, el Tratado Antártico, un documento firmado en 1959 por doce países:, los siete que ya por entonces tenían reclamaciones territoriales en la Antártida, más EE.UU. y la Unión Soviética. y otros tres que tenían intereses, aunque no reclamaciones territoriales, en el continente. A día de hoy cincuenta países han ratificado el documento.

estacion-esperanza

Estación Antártica Esperanza, de la República Argentina. En este lugar se produjo el único incidente armado en la Antártida del que hay constancia. El 1 de febrero de 1952 soldados argentinos dispararon al aire con una ametralladora ante la presencia de un buque oceanográfico británico. Ambos países reclamaban y reclaman la soberanía de este territorio, y ambas reclamaciones quedaron congeladas (pun not intended) tras la entrada en vigor del Tratado Antártico

¿Y qué dice el documento acerca de la legislación a cumplir en la Antártida? No demasiado, francamente. El artículo VIII del Tratado Antártico especifica lo siguiente:

Con el fin de facilitarles el ejercicio de las funciones que les otorga el presente Tratado, y sin perjuicio de las respectivas posiciones de las Partes Contratantes, en lo que concierne a la jurisdicción sobre todas las demás personas en la Antártida, los observadores designados […] y el personal científico intercambiado […], así como los miembros del personal acompañante de dichas personas, estarán sometidos sólo a la jurisdicción de la Parte Contratante de la cual sean nacionales, en lo referente a las acciones u omisiones que tengan lugar mientras se encuentren en la Antártida con el fin de ejercer sus funciones.

Es lenguaje llano: los nacionales de un país que se encuentren destinados en la Antártida están sujetos únicamente a la legislación de su propio país, o del país que les emplea, en todo caso. Los rusos de la Vostok, los estadounidenses de la McMurdo o los españoles de la Gabriel de Castilla están sujetos, por tanto, a las legislaciones de Rusia, Estados Unidos o España, respectivamente.

Un trabajador borracho de la base coreana de Rey Sejong agrede a un empleado de la cocina y a otro de los residentes de la base. En un caso así lo normal es la expulsión inmediata del agresor, si es posible, y si no lo es por la meteorología, su confinamiento hasta que lo sea. Por ejemplo, en 1955 un integrante de la base australiana de Mawson enloqueció y agredió al resto de miembros, por lo que tuvo que ser encerrado durante todo el invierno en un armario.

 En el caso de Estados Unidos. la legislación que se aplica en sus bases antárticas es la federal (a diferencia de lo que sucede en los EE.UU. continentales, donde se aplica la legislación de cada estado). Así, cuando en 1996 un cocinero de la Estación McMurdo intentó asesinar a martillazos a un compañero, el FBI envió tres agentes desde Hawái para investigar,y de paso detener y deportar al sospechoso. Hasta la llegada de los agentes, se optó simplemente por encerrarle en un barracón. Total, ¿dónde demonios iba a huir?

antarctica_route_1

La carretera de McMurdo al Polo Sur, una vía de nieve compactada de más de 1.200 kilómetros de largo que une las dos bases citadas. Está pensada para camiones oruga, pero también la han utilizado utilitarios. El tiempo medio de viaje es de cuarenta días a la ida y de diez a la vuelta. 

Los directores de las bases de EE.UU. tienen reconocimiento legal como agentes de los U.S. Marshals, y reciben diez semanas de entrenamiento en investigación y conservación de pruebas. Su autoridad legal incluye la investigación de delitos cometidos por ciudadanos norteamericanos contra otros norteamericanos, y el arresto de los sospechosos, si llega a darse el caso. Otros países tienen disposiciones similares para los directores de sus bases. La cosa se complica un poco cuando los implicados en un delito son de varias nacionalidades. En la Antártida hay peleas de borrachos como en cualquier otro lugar donde el alcohol fluye generosamente en las infames noches de invierno. Si la cosa no pasa a mayores, el procedimiento habitual pasa por despedir o no renovar el contrato de los implicados, lo que  a todos los efectos equivale a una expulsión de la Antártida a perpetuidad. Robos no hay muchos, fundamentalmente porque a) no hay demasiado que robar y b) no hay demasiados sitios donde esconderlo sin que nadie se de cuenta, salvo el hielo. Pero podría darse el caso, y de hecho existen indicios de que haya sido así, de que alguien resultara asesinado en la Antártida. ¿Qué sucede en un caso así?

fronteras-polo-sur-2

Fronteras aproximadas de las reclamaciones de los diferentes países en el Polo Sur. Debido a que las instalaciones de la base Amudsen-Scott están construidas sobre el hielo, y el hielo se desplaza sobre el lecho rocoso de la Antártida unos nueve metros cada año, a efectos prácticos el punto exacto del Polo Sur se va trasladando de un lado a otro constantemente. Existe un Polo Sur ceremonial para hacerse fotografías (ver imagen aquí) y otro geográfico (foto) cuya localización se calcula cada 1 de enero. Imágenes tomadas del fabuloso sitio de Jan S. Krogh, cuya atenta lectura nunca me cansaré de recomendar.

fronteras-polo-sur-1

El 11 de mayo del año 2000 el astrofísico australiano  Rodney Marks se encontraba destinado en la Base Amudsen Scott, trabajando en un proyecto en el telescopio más austral del mundo, situado, como la propia base, en el Polo Sur. Al regresar desde el telescopio a las instalaciones se encontró repentinamente indispuesto; una visita al médico no solucionó sus problemas, y tampoco consiguieron entender qué le pasaba unos médicos australianos con los que contactó vía satélite. Durante las siguientes 36 horas se fue sintiendo cada vez peor, con problemas de visión y respiratorios. Finalmente murió el 12 de mayo. En el Polo Sur se pueden hacer muchas cosas, pero no autopsias, así que el cadáver del científico permaneció seis meses en la base (no era muy difícil congelarlo, francamente) hasta que pudo ser evacuado. Aunque la base era americana y el finado australiano, la evacuación se realizó a Christchurch, Nueva Zelanda, el aeropuerto que suele servir como base de operaciones para los EE.UU. en sus bases antárticas. La autopsia estableció que la causa de la muerte había sido envenenamiento por metanol. En otras palabras, se había bebido una dosis letal de alcohol de quemar.

rodneyplaque1

Placa en memoria de Rodney Marks colocada en la Base Amudsen-Scott (fuente). En una web no oficial de la base del Polo Sur pueden encontrarse varios enlaces con información y recuerdos del fallecido.

Una vez establecida la causa de la muerte la Policía de Nueva Zelanda abrió una investigación. Descartado el suicidio como causa (su novia estaba en la base con él, entre otros motivos), sólo quedaba el homicidio o el accidente. Esto último era difícil de creer, puesto que las reservas de bebidas alcohólicas de la Amudsen-Scott habrían podido emborrachar a un país pequeño. No es como si no supiera qué beber y se tragara un vaso de alcohol de quemar. Así que quedaba el homicidio. La policía neozelandesa intentó interrogar a los 49 compañeros de MArks presentes en el momento de su muerte, pero la colaboración de EE.UU. (que gestiona la base) fue escasa tirando a nula; Estados Unidos  reconoce la reclamación neozelandesa sobre el territorio en el que se enuentra gran parte de la base (la Dependencia de Ross), pero no reconoce la ley neozelandesa que atribuye al país la exclusividad en temas legales en el territorio de su reclamación, por lo que se negó a colaborar en la medida en la que la policía de Nueva Zelanda deseaba. La policía ni siquiera pudo obtener de forma oficial una lista de los presentes en la base, que tuvieron que buscar por Internet por su cuenta. Oficialmente la muerte de Rodney Marks ha quedado sin resolver desde 2007, pero en opinión del fiscal neozelandés encargado del caso “es muy poco probable que el Doctor Marks ingiriera el alcohol sin darse cuenta”. Sin embargo, tampoco halló ningún indicio de que se tratara de un homicidio, deliberado o no. ¿Fue Rodney Marks víctima del primer asesinato antártico? Quizá algún día lo sepamos.

pimplando-antartida

Investigadores chilenos y rusos se ponen hasta las cejas de vodka casero en la estación rusa de Bellinghausen© Daniel Berehulak / NYT

Fuentes y más info: New York Times, The Telegraph, New Zealand Herald, ABC, Wikipedia (2)

Esta entrada fue inspirada por uno de los #HilosÑoños en Tuíter de nuestro vecino el Mapache de las Banderas, cuya atenta lectura recomiendo también – Hilo Ñoño: Antártida.

13 thoughts on “Crímenes en el hielo: ¿qué pasa cuando se comete un delito en la Antártida?

  1. emarblanc 4-octubre-2016 / 11:09 am

    Buuuf, grandes cantidades de alcohol, noche antártica y un grupo de personas aislado en el polo sur…suena inquietante

  2. Alnair 4-octubre-2016 / 4:26 pm

    Que lástima, si le hubieran diagnosticado bien el antídoto es tomar etanol (alcohol de beber) y se pudiera haber salvado fácilmente.

  3. anuro croador 4-octubre-2016 / 7:34 pm

    Como siempre compatriotas míos chilenos dando la nota alta, salud por eso junto a amigotes rusos

  4. Androide 2 4-octubre-2016 / 11:32 pm

    ¿La bandera es la de la URSS?

    • anuro croador 6-octubre-2016 / 10:06 pm

      Es un viejo recuerdo de los rusos, claramente

  5. Fer 5-octubre-2016 / 6:05 pm

    Una entrada interesante. Por deformación profesional (soy abogado especializado en tributario) se me plantea un caso de laboratorio. ¿Cuál sería la legislación fiscal aplicable a un investigador que es enviado a la Antártida por más de un año? Teniendo en cuenta que estaría más de 183 días fuera de territorio español ¿tendría que pagar IRPF? ¿pasa a tener la condición de no residente? ¿Su retribución se considera dieta exenta? ¿influye si es funcionario o no?. Entiendo que estos detalles y otros (cotización, seguros… por ejemplo) estarán determinados por el “contrato” previo que tiene que firmar, que será de los del tipo “lo tomas o lo dejas”; Quizás podría darse el caso de que estuvieses un año sin pagar impuestos.

    • Daniel 9-octubre-2016 / 7:34 pm

      Te contesto por mi parte. Yo trabajo en una embajada de España y soy funcionario. En nuestro caso, cotizamos bajo la legislación española y estamos exentos de impuestos locales. En el caso de la Antártida, como la mayoría de los destinados son del CSIC, se basará en lo mismo. Saludos.

  6. ivanvazq 6-octubre-2016 / 2:32 pm

    Superinteresante el post y el blog!! Sigue con ello! Felicidades!!

  7. tucumano 6-octubre-2016 / 7:51 pm

    Muy interesante, como siempre.

    Dos cositas:
    1-Si hay nativos en estas tierras: http://noticiasdelaaldea.com.ar/nota/238/ocho_son_los_argentinos_que_nacieron_en_la_antartida/

    2-Por un momento me imagino lo que es vivir en un lugar prácticamente encerrado y aislado con un grupo de personas y viene a mi cabeza cualquier reality tipo Gran Hermano (Big Brother)… Sobre la muerte del australiano, me imagino la envidia de algunos solitarios envidiosos que lo veian con su novia, en este lugar que quizás ahí estuvo el móvil para envenenarlo…ojo, son puras conjeturas.

    • anuro croador 6-octubre-2016 / 9:32 pm

      Interesante eso, no lo sabía; en las bases chilenas también han nacido varios, me imagino que sin duda han nacido muchos más en otras bases

      • nickoviteh 8-octubre-2016 / 10:26 pm

        El término de “nativo” es bastante particular. ¿Basta con que haya nacido en ese territorio para considerarse “nativo”? El reclamo argentino de Malvinas tiene eso mismo como argumento: los habitantes de las islas no son nativos, sino descendientes de una de las partes del conflicto. A efectos “soberanos”, los actuales habitantes son los mismos que los que nacieron luego.

  8. Dabis 6-octubre-2016 / 9:40 pm

    Muy bueno y muy interesante, pero no es nada nuevo. Mis dieses

    La bandera de la URSS me he dejado descolocado total, estos rusos aprovechan cualquier oportunidad para mamarse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s