Matt Harding vuelve a hacerlo

Y eso que había dicho que lo dejaba. Varias veces, además. Pero nada, el tío es un yonqui de irse a tomar viento y recorrerse medio planeta para bailar. Y encima se lo pagan. En esta ocasión el mecenas ha sido USTOA, que son las siglas de United States Tour Operators Assoaciation, o sea, la Asociación Gringa de Touroperadores. Para animar a los americanos (de por sí poco dados a salir de su enorme territorio) a viajar a latitudes exóticas, nada mejor que utilizar como gancho el baile más viral después del Gangnam Style. El de Matt. Así que convencieron al susodicho, Santo Patrón del Baile Viajero, para que se pateara medio mundo a lo largo de unas semanas, bailando con los grupos de turistas enviados por los touroperadores pertenecientes a la asociación. Y este es el resultado:

Sigue leyendo

Anuncios