El pueblo con el mejor nombre del mundo cambia su nombre y nos rompe el corazón

En los albores de la Historia de este vuestro blog fronterizo descubrimos la maravillosa localidad de Fucking, en la Alta Austria, un pueblecito de 150 habitantes con un nombre tan increiblemente malsonante y escatológico que parecía una leyenda urbana. Pero no era el caso, era real y su historia era ampliamente conocida, como también lo eran los frecuentes robos de los carteles con el nombre del pueblo. Hace cinco días, y, según dicen, hartos de tanto turista fotografiándose con los letreros y haciendo chistes malos por todas partes, los habitantes del lugar decidieron cambiar el nombre del pueblo a Fugging, que en el dialecto local del alemán se pronuncia igual, pero queda mucho menos gracioso en la señalización viaria.

Sigue leyendo