Cuatro fronteras que convergen, o tal vez no

caprivi_stripYa hemos hablado alguna vez del único casi cuadrifinium del mundo, entendiendo como tal un punto donde se juntan las fronteras de cuatro países. Se encuentra en la desembocadura del río Cuando en el río Zambeze, donde confluyen las fronteras de Zimbabue, Botsuana,  Zambia y Namibia. Por un lado, coinciden las fronteras de los tres primeros. A menos de dos kilómetros al oeste de allí, se encuentra el tripoint de los tres últimos. Zambia y Namibia no se tocan, pero por muy poco. Aunque tal vez sí, o a veces sí y a veces no. La zona es uno de los evidentes desaguisados fronterizos coloniales que tantísimo abundan en África. Namibia posee un saliente (o panhandle) de más de cuatrocientos de kilómetros de longitud y de apenas 25 de ancho que sobresale notablemente de la parte principal del país. El panhandle namibio es conocido como la Franja de Caprivi. Cómo y por qué llegó a existir con esa forma (y por qué casi toca, pero no, o tal vez sí, o sólo a ratos, con Zimbabue) es una historia que se remonta a finales del siglo XIX.

gairequadpoint

El cruce entre los ríos Zambeze y Cuando, y los cuatro países que lo rodean, en Google Maps. Las fronteras que aparecen son harto incorrectas.

Sigue leyendo

Anuncios

Apocalipsis de polvo

Lo más fascinante no es la espectacular tormenta de arena, típica en zonas desérticas como el interior de Australia, sino la alegría y la tranquilidad con la que el suicida que conduce se dirige hacia ella. El vídeo fue grabado en los 200 kilómetros que hay entre Broken Hill y Wilcannia, en el estado australiano de Nueva Gales del Sur.

Si te ha gustado, menéalo.

Un mundo que encoge

unknownworld

Click para ampliar

El mundo se ensancha y a la vez se encoge. Esa es la conclusión inmediata al echarle un vistazo a los sugerentes mapas situados sobre estas líneas, separados por un siglo de Revolución Industrial, y publicados originalmente en 1905. La zona negra corresponde a la parte del mundo no explorada por los europeos, enorme en 1800, reducida a los polos en 1900. La parte gris abarca el área que se podía cubrir en tres semanas de viaje partiendo de Londres. A principios del siglo XIX, limitada a Europa y al norte de África, cien años después, cubriendo tres océanos. De un golpe de vista se puede comprobar el resultado de un siglo de exploraciones y colonialismo; la materia prima de la que se nutrieron Emilio Salgari, Stevenson o Julio Verne.

Visto en La Cartoteca, vía Menéame.